Categorías
Artículos

Cómo crear, configurar y usar un chat grupal de Skype en un iPhone o iPad

Entrada actualizada a la última versión de Skype para iOS, la 8.60, la cual permite crear chats moderados.

El actual estado de cuarentena en el que nos encontramos debido a la pandemia del Covid-19, está haciendo que se disparen las descargas de aplicaciones que nos permiten realizar chats grupales con nuestras amistades, familias o compañeros de trabajo. Entre todas las disponibles, probablemente Skype sea la más accesible, sencilla y popular, ofreciendo una calidad bastante aceptable en sus llamadas. En su versión gratuita nos permite mantener conversaciones tanto en audio y vídeo de hasta un total de 50 participantes, todo ello sin tiempo límite, a no ser que pasemos de cuatro horas en una videollamada, en cuyo caso pasará a ser de audio. Así que si estáis interesados en crear un chat grupal, pero no os acabáis de atrever, pues creéis que es muy complicado, a continuación encontraréis la forma de hacerlo. Es bastante sencillo y os ayudará a manteneros entretenidos y en contacto durante éstos días.

 

 

El primer paso: descargar e instalar Skype

Lo primero, como no, es descargar la aplicación Skype. Una vez instalada, nos pide que creemos una cuenta gratuita o que iniciemos sesión en el caso de que ya tengamos un usuario.

La cuenta se puede crear con una dirección de correo o nuestro número de teléfono. Si lo hacemos de esta segunda manera, el proceso es mucho más sencillo. Similar a cuando instalamos WhatsApp o Telegram. Basta con poner nuestro número de teléfono, introducir una contraseña, algunos datos personales y finalmente nos envían un SMS con un código que deberemos introducir para verificar nuestra identidad y concluir el proceso de creación de la cuenta.

Luego podemos sincronizar la aplicación con nuestra agenda de teléfonos, algo que facilita mucho localizar otros usuarios comunes de Skype, y se nos piden los típicos permisos para que la aplicación acceda al micrófono y a la cámara. Esto último, si no tenemos previsto realizar videollamadas, podemos omitirlo, de esta forma no cometeremos nunca el error de iniciar una llamada con el video activo.

 

Cómo configurar Skype

Esta aplicación ofrece muchas posibilidades de configuración. No entraré en detalles, pero sí que comentaré brevemente dónde tenemos que ir para realizar algunos ajustes que nos pueden resultar de interés.

  1. La pantalla principal de Skype presenta tres fichas o pestañas a las cuales se accede desde su parte inferior: “Chats”, “Llamadas” y “contactos”. Pues bien, estando situados en la pantalla principal, es decir, en la ficha “Chats”, buscamos y entramos en el botón “Mi información” que hay en la parte superior central.
  2. Ahora nos desplazamos al final de esta nueva pantalla, y entramos en el botón “Configuración”.
  3. En “Apariencia” nos puede resultar útil seleccionar alguno de los modos accesibles de configuración visual como por ejemplo “Oscuro de contraste alto”.
  4. Y dentro de “Notificaciones” podemos activar/desactivar las distintas notificaciones de Skype y sus sonidos.

 

Por supuesto, hay muchísimos más ajustes, pero bueno, esto es lo más imprescindible. Luego podéis explorar el resto de opciones y configurar otras cosas.

 

Cómo crear un chat grupal de Skype

Bien, ya hemos llegado al punto clave. Para crear un chat grupal hay que seguir los siguientes pasos:

  1. Estando situados en la ficha “Chats”, buscamos y entramos en el botón “Nueva conversación” que hay en la esquina superior derecha de esta pantalla.
  2. Entramos en el botón “Nuevo chat moderado”. Este tipo de chat ofrece algunas funciones de administración/moderación muy interesantes que no están presentes en los chats grupales tradicionales y que vale la pena tener a nuestro alcance. Por ejemplo, entre otras cosas, podemos nombrar a otros administradores, los cuales son los únicos que tienen la facultad de iniciar una llamada, podemos editar y eliminar mensajes o archivos que envíen los participantes, silenciar micrófonos o expulsarlos de la conversación … En fin, funciones muy interesantes que no están disponibles en los chats normales. Por supuesto, si no Deseamos tener este tipo de funciones de moderador pulsamos en “Nuevo chat grupal”.
  3. En la nueva pantalla que se nos abre podemos seleccionar la imagen de perfil de nuestro grupo y asignarle un nombre. Tras ello, presionamos el botón “Siguiente”.
  4. Ahora tenemos dos posibilidades: seleccionar ya los participantes que deseamos añadir a nuestro chat grupal desde el listado que nos aparece, o si preferimos compartir más tarde un enlace de suscripción para que la gente se apunte de forma voluntaria, presionar el botón “Listo” que hay en la esquina superior derecha (lo de compartir el enlace de suscripción lo veremos más adelante).
  5. Tanto si decidimos hacer una cosa u otra, tras presionar el botón “Listo”, se inicia el proceso de creación del chat grupal. Al finalizar el proceso, ya nos encontramos en la pantalla principal de nuestro recién creado chat. Por supuesto, el administrador del grupo es la persona que lo crea, pero desde el perfil del chat podemos nombrar otros moderadores que nos ayuden en la tarea.

 

Pasemos a ver qué es lo que nos encontramos en esta pantalla.

 

Estructura de la pantalla principal de nuestro chat

En la parte superior, de izquierda a derecha, nos encontramos con los botones:

  • “Atrás”. Se trata del típico botón que en esta ocasión nos lleva a la pantalla de la ficha “Chats”.
  • Botón con el nombre de nuestro chat grupal. Desde aquí accedemos al perfil y a multitud de ajustes del grupo. Por ejemplo, podemos editar el nombre del chat, compartir o inhabilitar el vínculo que permite que la gente se pueda unir al grupo, nombrar otros administradores, programar una llamada, acceder a un buscador para encontrar de forma rápida algo en la conversación, acceder al listado de los participantes (Al entrar en cualquiera de ellos podemos comunicarnos de forma privada, guardar su contacto y el administrador puede eliminar a alguno de ellos), también podemos agregar nuevas personas, acceder a la galería del chat (donde se pueden encontrar los archivos multimedia, fotos y enlaces compartidos en el grupo), asimismo, el administrador puede ocultar desde aquí el historial del chat para ocultarlo en el caso de que entren nuevos participantes, también se puede encontrar un botón por si alguien desea dejar el grupo, etc.
  • “Videollamada”. Para iniciar una video llamada.
  • “Llamada”. Para iniciar una llamada de audio (aunque tras pulsarlo nos da a elegir si queremos que el video esté activo o no). En el caso de que ya haya en marcha una llamada, tanto este botón como el anterior pasan a llamarse “unirme a la llamada” o “Unirme a la videollamada”.

 

Debajo de todos esos botones nos encontramos el historial de los mensajes que se vayan enviando. Pueden ser mensajes escritos, de audio, archivos multimedia, enlaces etc. Eso sí, tan sólo aparecerán los enviados en las últimas dos semanas o hasta llegar a un máximo de 400 mensajes, según sea el caso.

Finalmente, en la parte inferior de la pantalla, nos encontramos de izquierda a derecha lo siguiente:

  • “Contenido y herramientas”. Desde aquí podemos hacer diversas cosas como compartir fotos, videos, contactos, nuestra ubicación, programar una llamada de forma que luego los miembros reciban un recordatorio, crear un sondeo, compartir archivos desde OneDrive…
  • El campo de texto para escribir un mensaje de texto.
  • “Abrir el selector de expresiones”. Para insertar emoticonos y similares.
  • “Grabar un mensaje”. Aquí es desde donde podemos grabar y enviar un mensaje de voz. El proceso es el siguiente: realizamos un doble toque con un dedo en este botón, decimos lo que queramos, y para enviarlo, si no hemos movido el foco de VoiceOver del botón de grabar, volvemos a realizar un doble toque con un dedo. Si nos equivocamos y queremos cancelar la grabación del mensaje, realizamos un par de flicks hacia la izquierda y activamos el botón “Cancelar grabación”.
  • “Abrir el selector de archivos multimedia y de cámara”. Para capturar una foto o grabar un video en ese mismo instante y compartirlos posteriormente en el chat.

 

La pantalla de conversación

Los chats grupales en Skype tienen dos pantallas: la que muestra el historial de chats y la que se abre cuando accedemos a la llamada grupal. En todo momento podemos pasar de una pantalla a otra. La primera ya la hemos explorado antes, así que veamos que nos encontramos en esta segunda, empezando desde la esquina superior izquierda:

  • “Abrir conversación”. Para ir hacia atrás, a la pantalla donde se encuentra el historial de chats.
  • – El nombre del chat grupal y el tiempo transcurrido de la llamada. Aquí VoiceOver no verbaliza que sea un botón, pero si entramos realizando un doble toque con un dedo, podemos ver los participantes de la conversación en curso, silenciar sus micrófonos e incluso anularles la llamada. También aparecen los miembros que pertenecen al grupo pero que no se han conectado, por si queremos llamarles. A esto mismo también se puede acceder desde un botón que aparece un poco más abajo en la pantalla de la conversación, y que muestra el número de los participantes, pero tan sólo sale dependiendo de la cantidad de personas que estén en la llamada. No obstante, si entramos desde donde aparece el nombre del chat, luego ya sí que se muestra aquí fuera.
  • Botón de la salida de audio. Al entrar aquí podemos cambiar entre auriculares y altavoz, e incluso podemos modificar el volumen.
  • “Desactivar audio”. Con este botón podemos silenciar nuestro micrófono por si tenemos que hacer algo y no queremos que el resto de los miembros nos escuchen.
  • “Activar video”. Por si queremos activar/desactivar el vídeo, de forma que los otros miembros nos vean a través de la cámara frontal de nuestro móvil.
  • “Finalizar llamada”. Para concluir la llamada. Esto también se puede hacer pulsando dos veces con dos dedos en medio de la pantalla.
  • “Hacer una instantánea”. Con este botón podemos hacer una captura de pantalla, por ejemplo, para guardar o compartir la imagen de la persona que está hablando en ese momento (si es que aparece en vídeo).
  • “Más opciones”. Esto despliega un menú con diversas opciones: arriba del todo está el botón “Cerrar” (para salir de este menú). Luego tenemos los botones “Desactivar video entrante” (para desactivar la entrada de video de los otros miembros), “Activar subtítulos” (esta opción es ideal para las personas sordas, ya que tras activarla y cerrar este menú, podrán ver en la pantalla de la conversación la transcripción en texto de lo que dicen las otras personas. Eso sí, si hablan varias a la vez, la aplicación dice que no reconoce el idioma. VoiceOver puede verbalizar esta transcripción, siempre y cuando nos pongamos encima del cuadro donde aparece, que es por la parte superior de la pantalla), “Agregar persona” (para agregar nuevos miembros a la conversación), “Iniciar la grabación” (para empezar a grabar la charla. Tan sólo se puede iniciar una grabación a la vez. VoiceOver nos verbaliza si alguien ha iniciado una grabación, y para detenerla, hay que volver a este botón o hacerlo desde la parte superior de la pantalla de conversación), también hay un botón para enviar un corazón (esto mejor no hacerlo, pues suele dar problemas al resto de miembros que usan VoiceOver, bloqueándoles la pantalla), y finalmente, el botón “Compartir la pantalla” (por si queremos compartir la pantalla con alguien, ideal para que se nos asista desde la distancia ante un problema con el móvil).

 

La pantalla de conversación simplificada

Una vez se ha iniciado la llamada grupal, si lo deseamos, podemos pulsar el botón de encendido del iPhone para pasar a la pantalla de bloqueo. De esta forma se nos muestra una pantalla de conversación con un interfaz bastante más sencillo en la que nos encontramos con lo siguiente:

  • En la parte superior está el nombre del grupo y el tiempo transcurrido en la conversación.
  • “Silencio”. Para silenciar nuestro micrófono.
  • “Teclado”. Al pulsar este botón se muestra el teclado numérico del teléfono en pantalla (por si queremos llamar a algún número de teléfono desde Skype y hacer que esa persona participe en la conversación. Como sabéis, eso ya no es gratuito, hay que comprar saldo para realizar este tipo de llamadas).
  • Un botón para cambiar la salida de audio de auricular altavoz o viceversa.
  • “Añadir persona”. Por si deseamos añadir otro miembro la conversación.
  • “Video”. Para activar/desactivar nuestro video de forma que el resto de miembros nos puedan ver a través de la cámara frontal de nuestro móvil.
  • “Skype”. Para volver a la aplicación de Skype. Tras pulsar este botón, tenemos que desbloquear el iPhone, bien con el Touch ID o el Face ID, según sea el caso.
  • “Finalizar”. Para concluir la llamada. Esto también se puede hacer pulsando dos veces con dos dedos en medio de la pantalla.

 

Algunas notas prácticas sobre el funcionamiento de estos chats

  • Vale la pena crear un chat moderado, pues nos ofrece algunas funciones de administración/moderación muy interesantes que no están presentes en los chats grupales tradicionales. Por ejemplo, entre otras cosas, podemos nombrar a otros administradores para que nos ayuden en la tarea de moderación, los cuales son los únicos que tienen la facultad de iniciar una llamada, podemos editar y eliminar mensajes o archivos que envíen los participantes, silenciar micrófonos o expulsarlos de la conversación … En fin, funciones muy interesantes que no están disponibles en los chats normales. En el caso de que ya tengamos un chat grupal creado, es imposible convertirlo en uno moderado, a no ser que nos hallamos entretenido en dotar de roles de administración/usuario a todos y cada uno de sus participantes, en cuyo caso la conversión es automática. Pero el asignar esos roles es muy laborioso, pues hay que escribir unas etiquetas junto con los nombres de usuario en el campo de texto para escribir mensajes. Así pues, si nos interesa mucho transformar nuestro chat actual en uno moderado, lo mejor es expulsar de él a sus miembros, anular el vínculo de suscripción y volver a crearlo desde cero como un chat moderado. Luego les enviamos el nuevo vínculo a los participantes para que se suscriban, o si lo preferimos, los agregamos manualmente.
  • El vínculo o enlace que permite que la gente se pueda suscribir al chat grupal se puede compartir desde el perfil del chat, en el botón “Compartir vínculo para unirse al grupo”. Al entrar ahí podemos copiar el enlace o compartirlo por correo, WhatsApp, etc. Desde aquí, el administrador también puede deshabilitar el vínculo que ya haya compartido, de forma que personas ajenas al grupo no puedan acceder por medio de él. No obstante, es importante solicitar a los miembros del chat que no compartan con nadie ese enlace y que tengan cuidado con donde lo guardan. Nuestra privacidad depende de ello.
  • ¿Qué ocurre cuando alguien presiona ese enlace que hemos compartido? Pues que se le abre la aplicación Skype y accede al chat grupal, pasando a formar parte de él de forma automática, figurando entre sus miembros.
  • Cuando pulsamos los botones de “Videollamada” o de “Llamada”, se establece automáticamente comunicación con todos los miembros del grupo. En el caso de que ya se haya iniciado el chat grupal, estos botones pasan a tener el nombre de “unirme a la llamada” o “Unirme a la videollamada”. Basta con presionar uno de esos botones para acceder a la conversación que ya está en marcha. En el caso de que el grupo sea muy numeroso, la aplicación nos advierte de ello y en vez de realizar una llamada general a todos los participantes, tan sólo se les envía una notificación avisando de que se ha iniciado una conversación.
  • Al iniciarse la llamada, los miembros recibimos una llamada entrante con el típico sonido de Skype. Podemos contestar a ella realizando dos toques con dos dedos en medio de la pantalla. Para finalizarla podemos realizar el mismo gesto. Si el grupo es muy numeroso, en vez de recibir la llamada, recibimos una notificación de Skype avisándonos de ello.
  • Si en el momento en el que se realiza la llamada grupal no podemos atenderla, o no la escuchamos, podemos agregarnos en cualquier momento a ella por nuestra cuenta. Para ello, accedemos a Skype, buscamos el chat grupal en la ficha “Chats”, entramos en él, y presionamos el botón “Añadirme a la llamada” que hay en la esquina superior derecha de la pantalla. Por cierto, en los grupos que no son moderados, tener mucho cuidado de no pulsar este botón cuando su nombre es “Llamada”, pues tal y como hemos visto antes, llamaremos inmediatamente a todos los miembros del chat.
  • Por cierto, si en la ficha “chats” tenemos un listado bastante extenso de chats y conversaciones, y nos gustaría tener nuestro chat grupal en una ubicación preeminente, podemos etiquetarlo como favorito. Para ello basta con situarnos encima de su nombre, realizar un flick hacia abajo con un dedo y activar la opción “Agregar a favoritos”. De esta forma, siempre lo tendremos en la parte superior del listado.
  • En el caso de grupos poco numerosos, si deseamos iniciar una llamada grupal de forma discreta, sin importunar con una llamada entrante a todos los miembros del grupo, en vez de pulsar el botón “Llamada”, debemos pulsar el botón “Video llamada”. Aunque la idea no sea la de participar en la reunión con video, es la única forma de conseguir esto. Tras pulsar este botón, aparece una pantalla en la que se nos notifica que somos la única persona en la llamada. Aquí podemos desactivar nuestro video y si lo queremos, pulsar incluso un botón con el nombre de “Sonar al grupo”, por si finalmente deseamos que todos reciban la llamada entrante. De esta forma, los miembros del grupo tan sólo reciben una notificación avisándoles de que se ha iniciado una reunión. Quien lo desee, puede participar de forma voluntaria presionando el botón “Unirme a la llamada” de la esquina superior derecha de la pantalla del chat, y no se anda importunando al resto de miembros que no les apetezca o no puedan participar.
  • Al establecerse la llamada, pasamos a encontrarnos automáticamente en la pantalla de la conversación. En esta pantalla lo más destacable son los dos botones que activan/desactivan el video y el audio. Éste último silencia el micrófono de los participantes. Lo cual se debe tener especialmente en cuenta en el caso de que tengamos que hacer algo o hablar con alguien en nuestra casa, de forma que lo que hagamos no sea escuchado por el resto de miembros del chat. Es decir, que si nos ponemos a merendar, empezamos a hablar con otra persona, o tenemos que ir urgentemente al lavabo a hacer una visita al señor Roca, debemos silenciar el audio.
  • Si nos da miedo activar sin querer la cámara de video, podemos ir a los ajustes del iPhone, al apartado de Skype, y desactivar el permiso de la cámara.
  • Otra cosa importante a tener en cuenta mientras esté en marcha la reunión, es que es preferible no compartir ningún mensaje de texto, captura de pantalla, emoticonos o stickers, pues en ocasiones todo ello puede dar problemas al resto de participantes que emplean VoiceOver, bloqueando sus pantallas. Probablemente esto se solucionaría deshabilitando en la configuración que aparezcan en pantalla este tipo de notificaciones. Es cuestión de probar.
  • Lo ideal es que nos limitemos a escuchar y participar en la conversación. Podemos incluso presionar el botón de encendido del móvil para que la aplicación pasé a la pantalla de bloqueo. De esta forma, el interfaz de Skype se simplifica bastante, mostrándonos tan sólo los botones indispensables para interactuar con la reunión. Además, al hacerlo se observa claramente un menor consumo de la batería mientras se ejecuta esta aplicación, a la vez que el móvil se calienta bastante menos. Por supuesto, tras ello, se puede seguir participando en la charla y emplear VoiceOver sin ningún problema.
  • En la pantalla de conversación, dónde está el título del chat grupal y el tiempo transcurrido en la llamada, aunque VoiceOver no verbalice que eso sea un botón, si entramos realizando un doble toque con un dedo, podemos ver los participantes de la conversación en curso, silenciar sus micrófonos e incluso anularles la llamada. También aparecen los miembros que pertenecen al grupo pero que no se han conectado, por si queremos llamarles. Todo esto no se puede hacer desde el interfaz simplificado que aparece en la pantalla de bloqueo.
  • Se puede iniciar la grabación de lo que se esté diciendo en el chat grupal. Esto se hace desde la pantalla de la conversación, dentro del botón “Más opciones” que hay abajo del todo (este botón no aparece en el interfaz simplificado que se muestra en la pantalla de bloqueo). La grabación se puede detener en cualquier momento volviendo de nuevo a esta ubicación o desde la parte superior de la pantalla de la conversación.
  • Tras detener una grabación, ésta aparece en el historial de chats, como si fuese un mensaje que ha compartido esa persona. Estará ahí disponible durante 30 días, después se elimina automáticamente, y la podemos reproducir, guardar en nuestra fototeca, compartir o eliminar. Todo esto lo podemos hacer realizando flicks hacia abajo con un dedo encima del nombre de la grabación y seleccionando la opción que deseemos. Al guardarla, se va directamente a la aplicación fotos del iPhone. La opción “Reenviar” que aparece cuando hacemos flicks hacia abajo o que hay detrás del nombre del archivo, es para compartirla con otros chats grupales o usuarios dentro de Skype. Para compartirla por otras aplicaciones como WhatsApp, guardarla en la aplicación “Archivos” o en alguna nube como Dropbox, hay que hacerlo desde la pantalla de reproducción que se abre cuando realizamos un doble toque con un dedo encima del archivo. Una vez ahí dentro, debemos pulsar el botón “Compartir” y después, en las opciones que aparecen, volver a seleccionar nuevamente “Compartir”. Si la grabación es muy larga, aparentemente no ocurre nada tras pulsar este último botón, pero es cuestión de esperar a que el archivo se descargue y nos dé paso a la pantalla de compartir. Dependiendo del tamaño de la grabación, el tiempo de espera puede ser bastante largo. Por cierto, el archivo de la grabación Siempre se crea en formato de vídeo, aunque la llamada fuese tan sólo de audio.
  • La función que activa/desactiva la visibilidad del historial de chats sirve para que a partir de que se desactiva este historial, los nuevos usuarios no puedan ver las conversaciones anteriores.
  • Los mensajes que se muestran en el historial de chats llegan hasta dos semanas antes o hasta 400 mensajes. Según sea el caso.
  • Lamentablemente, este historial no se puede vaciar como sí ocurre en otras aplicaciones como WhatsApp, pero como los mensajes se organizan por días, de forma que cada día es un encabezado, podemos navegar de encabezado a encabezado gracias al rotor de VoiceOver.
  • La única forma de vaciar el historial, es ir a la ficha “Chats”, situarnos encima del nombre de nuestro grupo, y realizar flicks hacia abajo con un dedo hasta activar la opción “Eliminar conversación”. Esto elimina la conversación y por lo tanto vacía el contenido del historial, pero no suprime la configuración del chat. Luego, para volver a hacerlo visible, podemos buscar su nombre en el buscador que hay en esta misma pantalla, y al cual se accede desde el botón “Buscar personas, grupos y mensajes”, o presionar en el enlace de suscripción a nuestro chat (el cual conviene tener guardado a buen resguardo por si acaso).
  • Lo que sí que podemos eliminar fácilmente, son los mensajes y archivos que compartimos en el grupo. Basta con realizar flicks hacia abajo encima del nombre de lo que queremos eliminar hasta la opción “Quitar”. Lo bueno es que no hay tiempo límite para ello. Además, los administradores del grupo pueden eliminar los mensajes o archivos compartidos por otros participantes. Ideal en aquellos casos en los que lo compartido es considerado fuera de tema o de mal gusto.
  • Resulta realmente interesante la posibilidad de poder editar un mensaje de texto que hayamos enviado al grupo. Para ello, nos situamos encima de él y realizamos flicks con un dedo hacia abajo hasta la opción “Editar”. Al pulsarla, se nos abre un cuadro de edición con el texto. Tras modificarlo, le damos al botón “Enviar mensaje editado”. Por supuesto, los otros miembros del chat verán una nota anunciando que ese mensaje ha sido editado. Cabe remarcar que los administradores del grupo también pueden editar los mensajes del resto de participantes.
  • Los administradores son los únicos que pueden echar del grupo a alguno de los miembros que lo conforman. Para ello debemos Ir al perfil del chat, entrar dentro del nombre de la persona en cuestión, y dentro está la opción de expulsar.
  • Si alguien se quiere marchar voluntariamente del grupo, tiene que entrar en el perfil del chat y presionar el botón “Dejar grupo”, que se encuentra al final del todo.
  • Para publicar un sondeo o encuesta, hay que ir al botón de “Contenido y herramientas” que hay en la esquina inferior izquierda de la pantalla del historial de chats. Hay que ser muy específico a la hora de escribir tanto la pregunta del sondeo como las posibles respuestas, pues tienen un límite de caracteres a escribir. Los resultados no son anónimos, sino que se muestran los nombres de las personas que han respondido a cada una de las opciones disponibles.

 

Descarga Skype para iPhone desde la AppStore.

 

Autor, Jaime Franco

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Grupo SucDePoma .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Grupo SucDePoma.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.