Categorías
Artículos

Clew, aplicación para el trazado de rutas y guiado en interiores que emplea la Realidad Aumentada

Entrada actualizada a la versión 1.4.1, que incluye la posibilidad de añadir notas de voz a lo largo de las rutas que se están grabando. Ideal para incluir avisos que se verbalizarán automáticamente al recorrerlas posteriormente, al aproximarnos a esos puntos.

 

La Realidad Aumentada está irrumpiendo con fuerza en multitud de campos. Su principal cualidad, permitir en una pantalla la visualización superpuesta al mundo tangible de elementos virtuales, sin sustituir la realidad que nos rodea, la dota de una gran versatilidad. De hecho, ya es normal ver la aplicada con éxito en ámbitos como la educación, el turismo, la industria, la medicina, el entretenimiento, la publicidad… Incluso se emplea en algunos modelos de gafas inteligentes que potencian la visión residual de las personas con baja visión. Pues bien, en este artículo vamos a hablar de una aplicación que utiliza esta tecnología de una forma revolucionaria, yendo más allá de su aparente única función de la superposición visual de elementos virtuales, transformando a nuestros iPhone en una sorprendente herramienta para trazar rutas y guiar a las personas ciegas en interiores.

Así es. Habéis leído bien. Parece mentira, pero esta tecnología claramente visual, también se puede emplear para servirnos como sistema de guiado y navegación, y todo ello sin necesidad de poder ver la pantalla. ¿A que parece toda una contradicción? Pues no, para nada. Veamos en qué consiste y cómo funciona.

 

¿Qué es Clew?

Clew es una aplicación gratuita diseñada especialmente para personas ciegas y con baja visión, cuyo objetivo principal es el de guiarnos en la navegación por el interior de edificios. Para ello emplea la Realidad Aumentada (AR), utilizando todo el potencial de la tecnología de seguimiento de posición proporcionada por la librería ARKit de Apple desarrollada para dispositivos iOS.

En su funcionamiento forman parte clave la cámara trasera del móvil, gracias a la cual Clew es capaz de realizar un seguimiento visual de los elementos de nuestro entorno, así como los sensores inerciales y la brújula, que proporcionan las estimaciones de movimiento. Con todo ello, la aplicación crea un novedoso mapa 3D en el que se registra nuestro recorrido para poder ser guiados posteriormente por él.

No emplea para nada el GPS, por lo que es ideal para guiarnos en interiores donde los sistemas de localización son totalmente ineficaces. Tampoco precisa de conexión WiFi, Bluetooth, etiquetas ni balizas localizadoras.

Así pues, con esta app podemos grabar una ruta para ser guiados posteriormente a lo largo de ella y en ambos sentidos de la marcha, es decir, tanto en la dirección en la que se grabó como en la dirección inversa. Los trayectos se pueden Guardar para ser recorridos en cualquier otro momento, e incluso los podemos compartir con otras personas que también tengan instalada esta aplicación, ya sea a través de WhatsApp, mail, etc.

Además, nos ofrece la posibilidad de añadir notas de voz a lo largo de la ruta que estamos grabando, lo cual resulta ideal para incluir avisos que se verbalizarán automáticamente al recorrerla posteriormente, al estar próximos a esos puntos (por ejemplo, si hay un escalón, algún saliente con el que nos podemos dar en la cabeza o el hombro, posibles referencias que nos ayuden en la navegación, etc.).

En cuanto al guiado, éste se realiza por medio de una combinación de sencillas instrucciones verbales, efectos de sonido y retroalimentación háptica (esto último tan sólo en iPhone 7 y superiores).

Tal y como ya he comentado anteriormente, está especialmente indicada para ser empleada en interiores, pero también puede ser útil en exteriores, sobre todo si se trata de espacios no muy abiertos, ya que la app se basa en el seguimiento de la posición de los elementos próximos para crear el mapa de la ruta. Eso sí, ya se emplee en uno u otro entorno, es preciso que la iluminación sea correcta. Ni muy baja ni demasiado intensa.

Sin duda, Clew es especialmente útil para Que alguien nos acompañe a un sitio y, tras grabar y guardar la ruta, poder realizar ese mismo recorrido nosotros solos en futuras ocasiones y en ambas direcciones, lo cual proporciona infinidad de usos prácticos que contribuyen a que las personas ciegas y con baja visión tengamos una mayor autonomía. Además, la función de compartir las rutas con otros usuarios de esta app es de gran utilidad, ya que podemos compartir recorridos para que otras personas ciegas acudan a nuestra ubicación, o pedirle a alguien que ve que nos grabe una ruta y que luego nos la envíe.

Cabe remarcar que Clew tan sólo funciona en los iPhone que son capaces de gestionar correctamente la realidad aumentada, es decir, a partir de los iPhone 6S e iPhone SE que tengan instalado iOS 12 o superior. Además, y tal y como advierten los propios desarrolladores, Aunque se trata de una tecnología muy avanzada, no funciona perfectamente. Puede presentar cierta falta de precisión sobre todo en entornos con baja iluminación o con luz demasiado intensa como por ejemplo en exteriores cuando hay mucho sol. Asimismo, si hay mucho movimiento de personas o tráfico, todo ello también puede influir negativamente. Por todo ello, se trata de una interesante y útil herramienta complementaria al bastón o al perro guía, pero que en ningún momento puede sustituirlos.

 

Descripción del interfaz

La primera vez que abrimos la aplicación se nos da la opción de compartir nuestra experiencia de usuario con los desarrolladores y se muestra un aviso de seguridad, advirtiéndonos que hemos de tener precaución con nuestro entorno mientras empleamos Clew (el permiso de acceso a la cámara no nos lo pide hasta que iniciamos la grabación de una ruta por primera vez). Al encontrarnos en la pantalla principal observamos los siguientes botones:

  • “Opciones”. Desde aquí podemos acceder a los ajustes de la app, al tutorial de ayuda incluido en la aplicación y al envío de comentarios para colaborar con los desarrolladores. Comentar que a la configuración de Clew también se puede acceder desde los ajustes del iPhone, en “Ajustes/ Clew”, y que desde ahí se pueden configurar algunas cosas como los permisos de la aplicación, el envío de información de la experiencia de uso para ayudar a mejorar la app (se asegura que no se enviará información personal ni imágenes capturadas), la unidad de medida que se nos mostrará cuando solicitemos las indicaciones de navegación, la duración de la cuenta atrás en la creación de los puntos de anclaje, la activación/desactivación de la corrección automática del desplazamiento del teléfono/cuerpo (función muy útil en el caso de que nos cueste enfocar correctamente la cámara trasera del móvil apuntando en la misma dirección en la que caminamos), así como la activación/desactivación de las indicaciones a través de voz, sonidos y retroalimentación háptica.
  • “Guardar una ruta”. Para grabar y guardar una ruta que deseemos recorrer posteriormente en ambas direcciones.
  • “Grabar una ruta de un solo uso”. Para iniciar la grabación de una ruta simple de un solo uso en la que tan sólo deseamos obtener guiado para hacer el recorrido inverso al grabado (sin opción a guardar la ruta o realizar el recorrido desde el inicio al final).
  • “Listado de rutas guardadas”. Para acceder al listado de las rutas guardadas. Desde aquí podemos eliminar o compartir las rutas que tenemos guardadas.

 

Funcionamiento

Su manejo es muy sencillo. Que no os asuste la extensión de este artículo y la gran cantidad de pasos, pues su uso es muy intuitivo.

Clew graba cada uno de los recorridos que hacemos creando un mapa virtual en el que va marcando el trayecto que realizamos con una especie de “migas virtuales”. Cuando llegamos al destino, la aplicación simplifica la trayectoria que hemos realizado en una serie de puntos clave en los que se produjo un cambio significativo, como por ejemplo en giros o escaleras. Incluso nos ofrece la posibilidad de añadir notas de voz a lo largo de la ruta que estamos grabando, a modo de avisos o recordatorios. Finalmente, cuando solicitamos que la aplicación nos guíe a través del mismo recorrido, ya sea desde el principio al final o viceversa, ésta nos va dando instrucciones hasta completar la ruta.

La forma ideal de grabar los recorridos es sujetando el móvil frente a nosotros en posición vertical y enfocando hacia delante su cámara trasera. Hay que intentar no mover muy rápido el teléfono, mantenerlo lo más estable posible, asegurándonos de que enfocamos bien al frente, sin dirigirlo hacia arriba, abajo o hacia alguno de los lados (la propia aplicación incluye una función que detecta si el móvil no enfoca adecuadamente en la misma dirección en la que caminamos y nos da la opción de activar la corrección automática del desplazamiento teléfono/cuerpo). También es recomendable que haya buena iluminación (la aplicación nos advierte si la iluminación es pobre o si movemos muy rápido el móvil).

 

Cómo grabar una ruta de un solo uso que no deseamos guardar

Si deseamos grabar una ruta desde un punto A al punto B y luego obtener el guiado en el sentido inverso, sin necesidad de guardarla posteriormente ni obtener el guiado en la misma dirección en la que se grabó, hay que realizar los siguientes pasos:

  1. Tras abrir la aplicación y sujetar el móvil de la forma correcta, pulsamos el botón “Grabar una ruta de un solo uso” y empezamos a caminar por el trayecto que deseamos grabar. Aquí, los que tengáis resto visual, observaréis que a través de la pantalla se observa todo lo que la cámara va enfocando.
  2. En cualquier punto del recorrido que estamos grabando, podemos añadir una nota de voz a modo de aviso o recordatorio para cuando realicemos el trayecto de vuelta. La nota se verbalizará automáticamente al estar próximos a ese punto. Para esto hemos de presionar el botón “Grabar una nota de voz vinculada a tu ubicación actual”. El proceso de grabación es muy sencillo: primero hay que pulsar “Grabar nota de voz”, y tras verbalizar nuestro aviso, presionar «detener grabación». Luego, proseguimos con la ruta.
  3. Una vez hemos llegado al final del recorrido, pulsamos el botón “Detener grabación”.
  4. Ahora se nos presentan dos posibilidades: si tenemos que hacer alguna cosa en el sitio en el que estamos y no queremos retomar inmediatamente el camino de vuelta, podemos poner la aplicación en pausa (más adelante explico cómo funciona esto). Por el contrario, si lo que deseamos es regresar de nuevo al punto de partida, Basta con darnos la vuelta 180°, presionar el botón «Iniciar la navegación”, empezar a caminar y dejarnos guiar por las indicaciones verbales, sonoras e incluso hápticas (si no nos damos la vuelta antes de iniciar la navegación, la propia aplicación nos dirá que lo hagamos). Aquí, los que tengáis resto visual, aparte de poder visualizar en la pantalla el recorrido que vais haciendo, también podréis ver escritas en texto las órdenes de guiado y observar unos enormes puntos rojos superpuestos al mundo real que coinciden con los emplazamientos exactos en los que nuestra trayectoria realiza un giro.
  5. En cualquier momento podemos parar la navegación pulsando el botón “Detener grabación”. Esto detiene totalmente el recorrido, no lo pausa. Es decir, que luego no podremos retomar el guiado. Por otro lado, en esta misma pantalla, si pulsamos el botón “Obtener indicaciones”, podemos obtener información verbal acerca de la navegación, como por ejemplo la última orden verbalizada o los metros que tenemos que caminar en cada una de las secciones del recorrido.
  6. Al llegar a nuestro objetivo la aplicación nos avisa de ello y se detiene, llevándonos de nuevo a la pantalla inicial. En el caso de que hayamos activado la opción para compartir nuestra experiencia de uso con los desarrolladores, en ese instante aparecen dos botones en pantalla que nos permiten calificar el guiado que hemos obtenido. Estos botones son “Malo” y “Bueno”. Los recorridos catalogados como “malos” serán revisados para mejorar la aplicación.

 

Cómo realizar una pausa al final de la grabación de una ruta de un solo uso

Si tras grabar un trayecto deseamos hacer una pausa, pues tenemos que realizar alguna cosa antes de realizar el recorrido de vuelta, tras presionar el botón “Detener grabación” tenemos que efectuar los siguientes pasos:

  1. Pulsamos el botón “Pausar sesión”.
  2. Ahora la aplicación nos muestra una pantalla para introducir un punto de anclaje que deberemos retomar tras la pausa que vayamos a realizar. Es decir, que deberemos encontrar un punto donde colocar el móvil en la posición que se nos solicita, marcar esta ubicación y tras la pausa que realicemos, volver a colocar el móvil en ese mismo punto para retomar el guiado de vuelta. Si lo deseamos, podemos incluso introducir un texto o una nota de voz con una descripción que nos recuerde dónde hemos colocado el móvil a la hora de crear ese punto. Una vez hemos escrito o grabado esto, y lo hemos guardado dándole al botón “OK”, creamos el punto de anclaje.
  3. Para crear el punto de anclaje tenemos que colocar el móvil paralelo al suelo, con la pantalla hacia arriba y su borde superior (el lateral corto contrario al que se encuentra la toma de carga del iPhone) apoyado en un punto que luego podamos encontrar fácilmente (puede servir el marco de una puerta o ventana, una pared, un mueble, etc). Tras colocar el móvil en el sitio deseado, presionamos el botón “Iniciar la cuenta atrás de la alineación” para establecer el punto de anclaje. Después de presionar este botón, escucharemos una cuenta regresiva de la duración que hayamos configurado en los ajustes de la aplicación, durante la cual tenemos que dejar el teléfono totalmente inmóvil.
  4. A partir de ese momento ya podemos emplear el móvil con libertad sin que eso afecte a la grabación del recorrido. Incluso podemos moverlo, bloquear la pantalla o salir de la aplicación (pero no hay que cerrarla desde el selector de aplicaciones).
  5. Cuando queramos retomar el camino de vuelta, pulsamos el botón “Reanudar”. Entonces debemos colocarnos tanto nosotros como el móvil en la misma ubicación en la que creamos el punto de anclaje, colocando el móvil con el borde superior y la pantalla hacia arriba en el mismo sitio, y volver a presionar el botón “Iniciar la cuenta atrás de la alineación”. Tras la cuenta regresiva, y si mover el móvil, presionamos el botón “Iniciar navegación”. Ahora ya podemos poner el móvil en la posición normal de navegación y seguir las instrucciones de guiado (lo primero que tendremos que hacer probablemente es girar 180° hacia la dirección en la que veníamos. La aplicación nos dice que vayamos hacia las 6:00 de un reloj imaginario).

 

Nota: En cualquier momento del proceso de grabación de la ruta, si queremos cancelar y volver a la página inicial de la aplicación, podemos presionar el botón “Pantalla de inicio de Clew”.

 

Cómo guardar una ruta para poder seguirla en cualquier momento

Clew nos permite guardar recorridos para poder seguirlos en cualquier otro momento y en ambas direcciones. Para esto hay que realizar los siguientes pasos:

  1. Tras abrir la aplicación, tenemos que presionar el botón “Guardar una ruta”.
  2. Ahora se nos muestra una pantalla para introducir un punto de anclaje que marcará el inicio de la ruta y que deberemos ubicar siempre que la deseemos iniciar en sucesivas ocasiones. Es decir, que deberemos encontrar un punto donde colocar el móvil en la posición que se nos solicita y marcar esta ubicación. Si lo deseamos, podemos incluso introducir un texto o una nota de voz con una descripción que nos recuerde dónde hemos colocado el móvil a la hora de crear ese punto. Algo muy recomendable, pues cuando tengamos guardadas muchas rutas, es difícil acordarse de en qué ubicación exacta habíamos puesto el teléfono en cada una de ellas. Además, si tenemos pensado compartir esa ruta con otras personas, deberemos ser muy claros a la hora de explicar la ubicación de ese punto de anclaje. Una vez hemos escrito o grabado esto, y lo hemos guardado dándole al botón “OK”, creamos el punto de anclaje.
  3. Para crear el punto de anclaje tenemos que colocar el móvil paralelo al suelo, con la pantalla hacia arriba y su borde superior (el lateral corto contrario al que se encuentra la toma de carga del iPhone) apoyado en un punto que luego podamos encontrar fácilmente (puede servir el marco de una puerta o ventana, una pared, un mueble, etc). Tras colocar el móvil en el sitio deseado, presionamos el botón “Iniciar la cuenta atrás de la alineación” para establecer el punto de referencia. Después de presionar este botón, escucharemos una cuenta regresiva de la duración que hayamos configurado en los ajustes de la aplicación, durante la cual tenemos que dejar el teléfono totalmente inmóvil.
  4. Se inicia la grabación y empezamos a caminar por el trayecto deseado.
  5. En cualquier punto del recorrido que estamos grabando, podemos añadir una nota de voz a modo de aviso o recordatorio para cuando realicemos posteriormente ese mismo trayecto. La nota se verbalizará automáticamente al estar próximos a ese punto. Para esto hemos de presionar el botón “Grabar una nota de voz vinculada a tu ubicación actual”. El proceso de grabación es muy sencillo: primero hay que pulsar “Grabar nota de voz”, y tras verbalizar nuestro aviso, presionar «detener grabación». Luego, proseguimos con la ruta.
  6. Cuando llegamos al final del trayecto, presionamos el botón “Detener grabación”. En ese momento se nos solicita que creemos 1 segundo punto de anclaje que servirá para que más adelante podamos realizar esta ruta en el sentido inverso al que acabamos de recorrer. Para ello tenemos que volver a escribir o grabar una descripción de la ubicación de ese punto, colocar el móvil en la posición que deseemos que nos sirva de punto de anclaje, e iniciar la cuenta atrás de alineación.
  7. Ahora se nos pide que etiquetemos la ruta con el nombre que deseemos que aparezca en el listado de las rutas grabadas. Antes hemos introducido las descripciones de los puntos de anclaje, y ahora nos pide un título para la ruta. Tras escribirlo, presionamos el botón “Guardar ruta”.
  8. Se nos presentan tres opciones: la primera es darle al botón “Iniciar navegación” para recibir instrucciones de navegación para regresar al punto de partida. La segunda es pausar la sesión presionando el botón “Pausar sesión” (por si tenemos que hacer algo y deseamos retomar la navegación más tarde). Y la tercera es, que Si no queremos hacer ninguna de esas dos cosas, pues nuestro objetivo es simplemente grabar el trayecto de ida para guardar la ruta y poder recorrerla otro día en ambas direcciones, podemos darle directamente al botón “Pantalla de inicio de Clew”. Aunque nos aparezca un mensaje de que se pueden perder los datos, no os preocupéis. Como ya hemos guardado los dos puntos de anclaje y la ruta, no hay peligro de perder nada.

 

Cómo acceder a las rutas guardadas y retomarlas tanto en un sentido como en otro

Una vez hemos grabado y guardado alguna ruta, podremos retomarla cualquier otro día, obteniendo el guiado tanto en el recorrido de ida como en el de vuelta. Para ello hay que efectuar los siguientes pasos:

  1. Tras abrir la aplicación, presionamos el botón “Listado de rutas guardadas”.
  2. Se nos muestra un listado con todas las rutas guardadas, etiquetadas con el título que le hayamos puesto en su momento y mostrando la fecha y la hora en que fueron creadas. Por cierto, si deseamos eliminar cualquiera de ellas, nos situamos encima de la deseada, realizamos un flick hacia abajo y presionamos la opción “Eliminar”.
  3. Para recorrer alguna de las rutas guardadas, entramos en la que queremos realizando un doble toque con un dedo. Entonces se nos pregunta en qué dirección deseamos hacerla: “del inicio al final”, o “del final al inicio”.
  4. Una vez seleccionada la dirección deseada, nos aparece una pantalla en la que se nos muestra la descripción del punto de anclaje que introducimos en su momento (por eso es tan importante que a la hora de guardar estos puntos seamos muy claros al introducir la descripción de dónde ubicamos el móvil en estos). Pues bien, una vez coloquemos el teléfono en la ubicación adecuada y en la posición correcta, es decir, paralelo al suelo, con la pantalla mirando hacia arriba y su borde superior apoyado en él punto indicado, Presionamos el botón “Iniciar la cuenta atrás de la alineación”. Tras la cuenta atrás, y sin mover el móvil de esta ubicación, presionamos el botón “Iniciar navegación”. Ahora ya podemos mover el teléfono, pues la aplicación empezará a guiarnos por la ruta a través de órdenes verbales, sonidos y respuesta háptica. Probablemente, lo primero que tendremos que hacer será Darnos la vuelta 180°, es decir, que nos dirijamos a las 6:00 de un reloj imaginario.

 

Cómo compartir una de las rutas guardadas

Una vez hemos grabado y guardado alguna ruta, podremos compartirla con otros usuarios que empleen la aplicación Clew. Para ello hay que efectuar los siguientes pasos:

  1. Tras abrir la aplicación, presionamos el botón “Listado de rutas guardadas”.
  2. Se nos muestra el listado con todas las rutas guardadas, etiquetadas con el título que le hayamos puesto en su momento y mostrando la fecha y la hora en que fueron creadas.
  3. Nos situamos encima de la que deseamos compartir, realizamos un flick hacia arriba y presionamos la opción “Compartir”.
  4. Ahora no sale el típico cuadro para compartir por WhatsApp, mail, Mensajes, etc. Incluso podemos guardarla en la nube para tener una copia de seguridad de nuestras rutas.

 

Sobre los sonidos y la respuesta háptica

La aplicación nos va guiando por las rutas por medio de órdenes verbales, sonidos y respuesta háptica (esto último tan sólo a partir del iPhone 7). Las órdenes son claras y los sonidos se distinguen muy bien unos de otros. Además, casi siempre que se emite un sonido éste va acompañado de un mensaje verbal, por lo que no es complicado saber su significado.

Por ejemplo, cuando iniciamos un recorrido o pasamos a través de un punto clave o miga en el trayecto, escuchamos un silbido. Una especie de tintineo nos indica en todo momento en la dirección que tenemos que dirigirnos, de forma que si en algún momento dejamos de escucharlo, tenemos que girar el móvil un poco hacia un lado u otro hasta que lo volvamos a oír y entonces encaminarnos hacia ahí. También hay sonidos que nos indican que la luz es insuficiente, que la cámara está tapada, que el teléfono se mueve mucho, o que se ha recuperado el seguimiento de la posición tras algún problema que afectaba a la precisión, pero todos estos sonidos van acompañados de mensajes verbales, por lo que su significado es claro.

En cuanto a la respuesta háptica, si nuestro móvil es compatible, éste proporcionará una vibración háptica cuando esté orientado en la dirección correcta Al navegar por la ruta. Asimismo, cuando pasamos por uno de los puntos clave o migas del recorrido, se siente una vibración háptica más fuerte.

 

Algunas notas prácticas

Llevo algún tiempo probando esta aplicación y estoy encantado con ella. Antes tenía un iPhone SE de primera generación, que es justo el límite inferior de los móviles compatibles con Clew, y eso se notaba en un consumo excesivo de batería y en cierto calentamiento al emplearla. Pero actualmente tengo un iPhone SE 2020, por lo que al tratarse de un móvil que posee un procesador, cámara y sensores inerciales que gestionan mucho mejor la realidad aumentada, la experiencia ha mejorado ostensiblemente.

El guiado que obtengo con esta app en las rutas por interiores de edificios es sorprendentemente fiable. Eso sí, siempre y cuando haya una iluminación adecuada. Normalmente siempre se muestra efectiva al 100%, indicándome los giros en los sitios precisos. Me guía a la perfección incluso subiendo y bajando por escaleras, y la posibilidad de añadir avisos o recordatorios en cualquier punto de los recorridos es algo muy útil.

Cabe destacar que aunque se haya realizado un recorrido muy rebuscado, pasando incluso más de una vez por una misma zona, la aplicación no se confunde con los puntos o migas que ha ido grabando. He guardado trayectos en los que en un mismo sitio coincidían hasta cuatro puntos correspondientes a distintos cambios de trayectoria y a la hora de recorrerlos, la aplicación va reconociendo los puntos según el orden en el que han sido creados, sin prestar atención a los otros. Vamos, que se puede pasar por una misma zona infinidad de veces sin que la aplicación se lie. Genial.

En referencia al guiado por voz y a los sonidos, nada que objetar. Las órdenes verbales son claras y los sonidos Son útiles y discretos. Resulta especialmente práctico el tintineo que nos indica que estamos bien enfocados hacia el siguiente punto de nuestro recorrido. Por ejemplo, si vamos caminando y de repente dejamos de oír ese tintineo, tenemos que mover un poco el móvil hacia un lado u otro hasta que volvamos a escucharlo. En ese instante, debemos de variar nuestro rumbo hacia donde lo escuchamos. De hecho, eso es algo que me he encontrado con frecuencia cuando he probado la aplicación en espacios amplios en los que no he ido en línea totalmente recta. En esas ocasiones la aplicación me ha dicho que tenía que girar ligeramente bien hacia la izquierda o a la derecha, al mismo tiempo que he dejado de escuchar el tintineo, pero me ha bastado con modificar mi rumbo hacia la dirección indicada, y mover un poquito el móvil hacia los lados hasta que he vuelto a escuchar el sonido, y de esa forma encaminarme sin problemas hacia el siguiente punto del recorrido.

Por otro lado, comentar que no tan sólo he probado esta aplicación en interiores. También lo he hecho en exteriores, y a pesar de que no está desarrollada específicamente para ese entorno, la experiencia ha sido bastante positiva. Eso sí, tan sólo me ha funcionado en circunstancias en las que podía rendir adecuadamente, y que son las siguientes:

  1. Tienen que ser espacios no muy abiertos en los que hayan elementos o planos verticales relativamente próximos con los que la AR pueda trazar de forma adecuada el mapa 3D. Por ejemplo, siempre que andemos por calles con las fachadas de los edificios a nuestro lado, suele responder bien.
  2. La luz tiene que ser la adecuada. No tiene que hacer mucho sol ni ser de noche, ya que Clew tiene que ser capaz de interpretar correctamente las imágenes que capta la cámara analizando como se refleja la luz en los diferentes elementos. Esto es fundamental no tan sólo para obtener el mapa 3D del entorno y calcular las distancias que hay entre los diferentes objetos desde la posición de la cámara, sino también para navegar posteriormente por él.
  3. Los trayectos no deben ser muy largos, pues entonces la fiabilidad de la app disminuye apreciablemente.
  4. Si a lo largo del recorrido que grabamos nos encontramos con mucho movimiento de personas o tráfico, todo ello también puede llegar a influir negativamente.

 

Así pues, me ha sido útil en recorridos urbanos puntuales y no muy largos en los que tenía constantemente las paredes de los edificios a mi lado, siendo ideal para localizar las entradas a tiendas y portales, los pasos de cebra difíciles de ubicar por encontrarse a la mitad de una calle, las paradas de autobús, los contenedores de basura, etc. Asimismo, también lo encontrado útil en los típicos chaflanes que hay en Barcelona (esquinas entre dos calles que no forman un ángulo de 90° sino que hay una doble esquina con un tramo de unos 45° entre ambas). En esas situaciones, que suelen desconcertar un poco nuestra orientación, sobre todo si queremos ir sin tocar la pared con el bastón, Me ha dicho que girara ligeramente bien hacia la derecha o a la izquierda, y tras volver a enfocar el siguiente punto por medio del tintineo, he continuado avanzando en la dirección adecuada. Donde ya no se comporta nada bien, tal y como he comentado antes, es en zonas muy abiertas. La he probado en parques, y no he conseguido hacer nada de provecho con ella. Como mucho me ha reconocido el primer punto de la trayectoria, siempre y cuando éste no estuviese muy lejano, pero a partir de ahí se perdía.

 

Descarga Clew para iOS desde la App Store.

 

Autor, Jaime Franco

 

Una respuesta a «Clew, aplicación para el trazado de rutas y guiado en interiores que emplea la Realidad Aumentada»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Grupo SucDePoma.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Grupo SucDePoma.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.