Categorías
Blog

Calibrar la batería del iPhone y el iPad

En este artículo veremos los pocos cuidados que necesitan las baterías de los iPhone, iPad y otros dispositivos electrónicos dotados con baterías de ión litio. Estos cuidados nos permitirán disfrutar al máximo de dichos aparatos, mejorando la autonomía y vida útil de dichas baterías.

Conceptos previos

Las baterías recargables de ión litio de los iPhone, iPad e iPod son dispositivos particularmente sensibles a las condiciones de carga. Por ello  disponen de un chip de carga inteligente que facilita mucho su uso. Entre las características de este chip se encuentra darnos información del estado de carga de la batería de forma constante. Sin embargo esta información no es real sino una estimación según la descarga de la batería con el uso. Esto lleva a que la carga real pueda ser distinta de la carga estimada que nos informa a lo largo del uso del aparato. Además este chip tiene la misión de proteger la descarga profunda de la batería apagando el iPhone antes de que haya un riesgo de avería. Para ello los dispositivos de Apple y de otras marcas presentan una función de calibración del chip con la batería que nos permite alargar la vida útil y la autonomía, llamada calibración. Entendemos como vida útil de la batería, el tiempo que se puede utilizar en años antes de que deje de tener un rendimiento adecuado entre cargas. Una batería calibrada de forma periódica puede prolongar su vida útil varios años antes de tener que cambiarse. Por autonomía entendemos la cantidad de carga eléctrica que almacenamos en la batería entre cargas, y por lo tanto las horas de uso sin necesidad de recargar. Una batería correctamente calibrada permite exprimir hasta el último electrón disponible antes de dejarnos en la estacada.

Proceso de calibrado

El calibrado se debe realizar aproximadamente cada mes, pero se puede extender a un plazo no superior a tres meses. Una batería que no se haya calibrado en más de tres meses no funciona de forma acorde con el chip de carga del iPhone y, por lo tanto, funcionará mál. Por ejemplo, signos de baterías sin calibrar son los aparatos que se apagan súbitamente con el 25% de batería, poca autonomía y otros. El proceso de carga es el siguiente:

  1. Cargamos el iPhone y lo descargamos completamente hasta que se apague por sí solo. La carga no necesariamente debe ser al 100%, pero la descarga debe ser completa.
  2. Se deja el iPhone descargado y apagado durante un tiempo aproximado de 5 a 8 Horas. Este periodo no debe ser inferior a 4 horas para que tenga efecto, ni superior a 24 horas, por lo que mucha gente aprovecha a realizarlo durante la noche, que no se usa.
  3. Cargamos el iPhone al 100% durante al menos 5 horas aproximadamente. Se puede usar el iPhone, pero no se debe desconectar del cargador. Al ir cargándose el iPhone nos indicara “cargando 80%”, “cargando 90%”, “cargando 100%” y por último “carga de la batería 100%. Alimentación de CA”. Con este último mensaje sabemos que la carga está al máximo y podemos desconectar el iPhone del cargador.
  4. Un paso opcional es resetear el iPhone pulsando los botones “Home” y apagado durante unos 5 segundos aproximadamente hasta que reinicie. Este paso no es necesario a partir de iOS7, pero si en versiones anteriores. Hacerlo no hace daño, por lo que queda a gusto del usuario. 5. Ya podemos dar por calibrtada la batería de nuestro iPhone, iPad o iPod Touch. Si hace tiempo que no se ha realizado esta operación veremos que mejora el tiempo y condiciones de uso del aparato.

Consejos prácticos sobre las baterías de litio

El iPhone es un aparato de uso diario y que se carga regularmente, por lo que la calibración es prácticamente el único cuidado extraordinario que requiere. Otros aparatos como el iPad, iPod Touch o iPhone viejos que no usamos a diario, o que están en desuso, solo nos pedirán algunos cuidados más para que estén en perfecto estado de utilización. Primero, para guardar uno de estos dispositivos es recomendable que sea con una carga del 50% al 80%. Las baterías cargadas al 100% están sometidas a estrés, y si se guarda una batería descargada durante un periodo largo se produce un efecto llamado “hunimiento” que las averia sin remedio. Por esta razón los dispositivos nuevos vienen cargados de fábrica con aproximadamente la mitad de la carga. Otro consejo es arrancar y cargar parcialmente el aparato si está parado más de 4 o 6 semanas. Pasado este tiempo encendemos el aparato, lo ponemos en marcha, hasta que se descarga, y se vuelve a cargar hasta el 50% o 70% aproximadamente. Después podemos apagar el aparato y guardarlo hasta dos meses incluso sin temor a que se estropee. Otro consejo práctico es el que nos recomienda Apple de mover los electrones. No es necesario vaciar la batería hasta el final en cada ciclo de carga, pero si hacer la carga completa cuando la batería se encuentra por debajo del 50% – 40% preferentemente. Estos consejos y lacalibración alargan la vida útil de las baterías notablemente.

Como sabemos si la batería está correctamente calibrada.

Aparte de que veremos que la autonomía de la batería suele mejorar un poco, veremos que la batería está correctamente calibrada por dos efectos. Priimero, al encender y usar el iPhone el paso entre el 100% y el 99% de capacidad tarda bastante más que en el salto del resto de los porcentajes. Segundo, al agotar la batería del iPhone, los últimos 10% de la batería también dura mucho más y lo podremos aprovechar plenamente antes de que se produzca el apagado.

Deja un comentario